lunes, 4 de junio de 2012

Celtic Pride


Sé que llevaba mucho tiempo sin escribir, pero creo que es el momento y este el título. Si, este es el título porque nuestros verdes han conseguido empatar una serie tachada de finiquitada por entendidos y enterados de distinto calibre. Pero no es solo eso, la cuestión es que lo ha hecho contra un equipo mucho más joven y atlético, con el MVP de R.S. y con solo una baja de importancia, la de Chris Bosh; teniendo una lastra de lesiones constante durante toda la temporada y P.O. A ver, enumeremos para el que no recuerde:

-Comienzos de temporada. La temporada se presenta como el último asalto al título de B3 o, ahora, huge four. Pero inesperadamente una cardiopatía hace que Jeff Green, nuestro sexto hombre se pierda la temporada. Pero ahi no acaba todo...
- Mediados de temporada. J.O. se lesiona la muñeca y perdemos a nuestro pivot titular (aunque su aportacion fuera baja). Esta baja nos fuerza a introducir a Wilcox en el quinteto (con muy buenos resultados), pero posteriormente este también es descartado por otra cardiopatía.
- Tras el All-Star break Ray Allen recae de sus problemas de tobillo, lo que facilita la titularidad a Avery Bradley. El sophomore del que solo se conocía la defensa despertó en ataque y trajo al equipo todo lo que unas piernas jóvenes pueden aportar a un equipo de veteranos, defensa y contraataque.
- Se llega a PlayOffs, objetivo que parecía duro antes del All-Star y se llega con la 4ª plaza del Este. Sugar Ray sigue lesionado, Pierce sufre una lesion en la rodilla, y Rondo y Garnett llevan al equipo a la espalda. Cuando la serie contra Philadelphia esta en su momento mas importante sobrevienen los problemas. A Bradley vuelve a salirsele el hombro y, ahora la incógnita es, como defenderá Ray Allen, con 36 años y los tobillos de cristal a Wade durante un partido entero.


Y con este panorama llegamos a la serie contra Miami, todo el mundo les da cartel de favoritos. Los "viejos" y "cansados" Celtics contra los todopoderosos Heat. El primer partido en el American Airlines es una derrota para Boston, que no hace sino, aparentemente, confirmar los peores augurios. El 2º de la serie se va a la prórroga y concluye con otra derrota verde(Digna de mención la heroica performance de Rajon Rondo, y sus 44 puntos) . Y ahí es donde empieza a aflorar esa cosa intangible que es el Celtic Pride, se empieza a tachar a Boston de acabados, de que la serie esta terminada y que puede ser incluso un sweep, y entonces, solo entonces, la bestia despierta. Apoyados por la grada, los "Orgullosos Verdes" consiguen ganar el primer partido con grandes actuaciones de Rondo y Garnett apoyados, esta vez si, por el banco, con un buen partido de Marquis Daniels y Keyon Dooling.
Ayer tuvo lugar el 4º de la serie, que comenzó con una salida en tromba de los de Doc con 34 puntos en el primer cuarto y una ventaja de 14 al descanso. Después... después vino la pájara del tercer cuarto, la que nos lleva dando durante todos los PlayOffs, apagón en ataque total. Overtime, y en el Overtime un flop de Battier nos deja sin The Truth y una falta en ataque señalada a LeBron les quita a ellos su máximo anotador. Boston recupera se pone uno arriba, hay falta, Rondo tira el primero y...falla, después anota el segundo. Toca última posesión llevada por Wade, se queda con Daniels, bota, bota, amaga el tiro, Marquis cae en la finta y tira, el balón vuela, toca en el aro y sale fuera. El humo del puro de Red Auerbach se huele otra vez en el Garden.  Boston, contra todo pronóstico ha conseguido ganar otra vez, empatar la serie y llevarla de nuevo a Miami con el 2-2 global. Todo puede pasar, esperemos que ese todo tenga color verde.



PD.: Si, amigos. Jesus Shuttlesworth ha vuelto. (16 ptos esta noche)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada